Semana Santa v. Curicó: el amanecer de la justicia

IMG_0542

Esta Semana Santa estuve con Ignacio en Curicó. Sus abuelos viven allá así que nuestro plan era almorzar con ellos el día sábado y el resto del fin de semana deambular por la ciudad.

Salir de Santiago, como en todo fin de semana largo, no estuvo exento de descontrol. En este caso fue porque compré pasajes en una oficina de Pullman pero al llegar al terminal nos demoramos mucho tiempo en darnos cuenta que nuestros pasajes no eran Pullman sino que Moraga. Si, Moraga Tour¹.

Logramos subir a nuestro bus ¡a punto de que partiera! Agregándole emoción al viaje y haciéndonos sentir como en una película de acción.

Una vez arriba, sacamos nuestros libros y música desconectándonos el uno del otro. Algo siempre necesario.

image1 (19)

Ignacio leía Los sinsabores del verdadero policía -ni idea de que trata- y yo Nancy, un libro que cuenta la deprimente historia de una mujer en el norte de Chile².


Curicó es un lugar que está a tres horas de Santiago y al que he ido dos veces, incluyendo esta. La primera fue en abril del año pasado, con Ignacio también, por lo cual todo el mundo curicano sigue siendo una novedad para mi.

Para disfrutar de nuestro descanso nos quedamos en el mismo hostal que aquella primera vez. Hostal Centro se llama. Lo reservé pensando en que a Ignacio le gustaba pero estando allá le pregunté ¿Le recomendarías este lugar a alguien? a lo cual me respondió con un seco NO.

La entrada del hostal:

IMG_0523

Es una casa tranquila con varias piezas con cómodas camas y un comedor en el cual sirven desayuno hasta las once de la mañana. El problema tal vez es la ausencia de ventanas pero por mi el lugar estaba más que OK.

Apenas llegamos salimos a almorzar pero como era viernes santo todo estaba cerrado. Cuando digo “todo” no exagero, el ambiente que se vivía era similar al de Humberstone. Caminamos un par de cuadras atravesando el desierto hasta que vimos la luz del mall como un oasis. Un oasis curicano con dos locales abiertos: el Mamut y el Bravíssimo.

IMG_0516

Nunca había ido a un Mamut y solo volvería en caso de emergencia. Pedí tallarines con carne e Ignacio una hamburguesa que prometía transportarlo a Nueva York.

IMG_0518

IMG_0521

Cometí el dulce -y a propósito- error de tomarme una copa de vino que me mareó lo suficiente como para dormir toda la tarde hasta las ocho pm ¿Quién necesita un bromazepam cuando te puedes tomar una copa de vino tinto en el Mamut? ¡Genial!

Al despertar, en estado grogui absoluto, a Ignacio se le ocurrió la idea de ir al cine a ver Batman v. Superman pues le encantan los cómics. Yo accedí solo porque lo amo ya que ese tipo de películas me aburren de forma extrema³.

Caminamos hasta el cine que está arriba de un supermercado Líder. Todo es caminable en Curicó.

IMG_0525

IMG_0528

Las entradas venían con un combo de cabritas y bebidas. Ir al cine estando allá para mi fue muy simpático, aunque cuando volvimos al hostal morí de frío y sentí algo de susto.

IMG_0530

He leído en internet que la película tiene malas críticas. Mi opinión es que su calidad es similar a todas las otras películas de superheroes que he visto, en ningún caso es peor. Por la escena en que llega Superman con flores y comida para cocinarle a su polola Luisa Lane mi corazón se abanderó por él. Batman y su homosexualidad dentro del clóset no asumida: next.


 Al día siguiente, después de tomar desayuno, salimos a pasear por el centro y la plaza.

IMG_0552

La plaza de armas es muy bella ¿Acaso la más linda de Chile? Muy probable. En ella hay varias piletas pintadas de celeste adornadas con esculturas en las cuales nadan pececitos. La vegetación es frondosa y variada, los bancos son limpios y el ambiente es agradable.

Mientras daba una vuelta por el lugar una familia curicana me pidió que les sacara una foto:

IMG_0559

Se veían felices.

IMG_0561

IMG_0601

Luego nos fuimos al asado de los abuelos de Ignacio.

Y en la noche salimos a dar una vuelta a la Alameda en donde encontramos una pizzería que parecía haber abierto recién. Su nombre era Presto Pizza.

IMG_0687

El local era sencillo y me encantó ya que sus pizzas son y parecen caseras. Es decir, por ejemplo, el tomate era un gran tomate rojo cortado en rodajas. Nos sentamos al lado de la tele y lo pasamos muy bien. Vimos algo del programa de baile de canal 13 seguido de las noticias mientras el lugar se iba llenando de familias¹¹.

IMG_0686

A la salida había una batucada que nos hizo sentir como en 1998.

IMG_0682

En el parque de la Alameda había música, tipo hits de FM Dos¹², y un ambiente festivo en donde los niños podían acceder a varios juegos y actividades: pesca milagrosa, autos a pedales, comer churros o algodón de azúcar. Nadie parecía estar esperando a que Jesús resucitara realmente.

IMG_0700

IMG_0722

Sacando a nuestros niños interiores -que no están muy adentro- pagamos mil pesos por quince minutos de mini golf. Fue mi momento favorito del fin de semana. Por supuesto yo era peor que Ignacio quién a veces metía la bolita con un solo tiro.

IMG_0714

Conversé con el dueño del juego, quién me contó que él mismo había fabricado las mini pistas y que las iba cambiando de tanto en tanto para que el público no se aburriera de ellas.

IMG_0707


Al día siguiente, es decir hoy, volvimos a nuestra casa a las tres de la tarde. Tuvimos la suerte de que nuestro regreso fue expedito. Creo que le perdí el miedo a salir de Santiago en Semana Santa, antes pensaba que era muy estresante pero después de esta experiencia no tendría problemas en volver a hacerlo y por qué no, volver por tercera vez a Curicó.



¹ El bus era muy cómodo: de dos pisos y con aire acondicionado.

² Me gustó, lo recomiendo. En una parte se burla de Jodorowski, lo cual está bien.

³ Me pongo a bostezar de forma incontrolable y miro la hora cada veinte minutos para saber cuanto falta para que termine.

¹¹ La cuenta de lo que se ve en la foto salió $7600. Quería llorar por lo barato y delicioso.

¹² “Cuando me enamoró” de Enrique Iglesias por ejemplo o “Disparo al corazón” de Ricky Martin.

10 comentarios en “Semana Santa v. Curicó: el amanecer de la justicia

  1. sara dijo:

    acabo de terminar de leer tu post, creo que ni yo que viví en Curico toda mi vida podría haber descrito de mejor manera la vida en esa ciudad…aunque quizás tus dotes nacen porque solo eres una visita.

    Me gusta

  2. Seba dijo:

    He ido una vez a Curicó y tu descripción calza con mi experiencia. También fui al mall, también pasé a un local de comida “local”, también fui a la plaza (aunque no habían tantas actividades) y también sentí que todo estaba algo vacío. Algo tienen estas ciudades-pueblos que parecen del Chile de hace tres décadas. ¡Gracias por recordármelo!

    Me gusta

  3. Tilomosa dijo:

    Curico, como decía el slogan colgado hace un tiempo atrás del edifico municipal, “generosa tierra mía”. Nací en Curico, me crié en esa tierra y no olvido nunca esa eterna tranquilidad nocturna que no quería cambiar por nada del mundo. Muy buena descripción, quizá te faltó, si es que no lo hicieron, dar una vuelta por el cerro Condell. En la cima te encontrarás con una vista extendida de la cuidad que te llevará a olvidar todo y a encontrar una enorme paz. Pd: presto pizza no es nueva, quizá el local si. Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s