Lecturas de marzo

Pasé la mayor parte de marzo acarreando en la cartera un reportaje de 600 páginas. Además de esa extensa e intensa lectura, alcancé a terminar otros dos mini libros.

1. Viñamarinos

92

La estructura de Viñamarinos es por completo diferente a cualquier otro libro que haya visto en mi vida: es una recopilación de frases escritas por muchas personas -en diferentes medios a lo largo de muchos años- acerca de la ciudad de Viña del Mar y sobre algunos viñamarinos recordados por su excentricidad.

El texto funciona como un collage de citas, en mi opinión, emocionante. A través de cahuines fui conociendo personajes con extrañas vidas y me reí con las apreciaciones que diferentes autores han tenido de la ciudad. Un adorable tonito burlón cruza todo el libro, que va desde el pasado seudo aristocrático del balneario hasta lo que pasó en la época en la que un sicópata merodeaba la ciudad.

Nunca he vivido en Viña, pero cuando la he visitado su ambiente siempre me ha producido una sensación de tristeza y aburrimiento. Por lo que cuando leí el título: “Viñamarinos, aburridos, excéntricos y decadentes” no dudé en comprarlo.

Me divertí muchísimo. Lo recomiendo un montón.

2. La mujer de tu prójimo

EC920252

Este es el segundo mamotreto que leo del periodista estadounidense Gay Talese. El primero fue Vida de un escritor, a sugerencia de mi marido y este lo hice por una razón similar: el libro es de él y se lo pedí prestado.

Hoy, Gay Talese tiene ¡85 años! y es una leyenda del periodismo escrito. En su carrera abordó temas ambiciosos, como éste, en el cual hizo un retrato de la revolución sexual que se vivió en Estados Unidos en los años sesenta y setenta.

El exhaustivo reportaje abarca muchas historias. Está dividido en capítulos llenos de datos de personas que participaron en este destape sexual, como por ejemplo: Hugh Hefner, el creador del semanario Screw, los fundadores de Sandstone (una comunidad nudista que organizaba orgías en California), los primeros editores de literatura obscena, Diane Weber (modelo de playboy) y el dueño de una cadena de centros de masajes, entre muchas otras.

Aprendí sobre mundos desconocidos para mi. Por ejemplo, el de los locales de masajes: ahora sé de que tratan realmente. O cómo fue el proceso, en el cual lucharon muchas personas, para que la literatura o las publicaciones estén libres de censura¹. También conocí el mundo de las comunidades de amor libre y como éstas siempre acaban fracasando.

El prólogo cuenta que Talese tardó nueve años en realizar este reportaje. Durante su ardua tarea, se involucró al punto de trabajar como administrador de un club de masajes durante seis meses (donde fue cliente también) y además tuvo relaciones sexuales con una señora de Sandstone, todo esto estando casado ¿Ustedes le habrían aguantado eso a sus maridos en pro del periodismo? Bueno, así de comprometido estaba él con su trabajo².

Mi opinión es que este caballero es un excelente profesional. Escribe de forma clara, honesta y sin pretensiones. Me encantó.

3. Ikebana

IKEBANA_00_COVERART_original

Ikebana es un melancólico fanzine hecho por la artista Yumi Sakugawa. Lo leí en un par de minutos mientras esperaba a Ignacio en una tienda de cómics³.

Su historia es sencilla, dulce y trágica a la vez: una joven estudiante de arte hace una performance como parte de su examen de título. Está tan comprometida con llevarla a cabo, que emprende un viaje, se podría decir, sin retorno.

Toca temas como el acoso callejero, la misoginia, y el lesbianismo, casi sin decir palabra, dejando mucho a la interpretación. Al terminarlo sentí una triste confusión.

Bello.


¹ Libros de lo más normales en la actualidad estuvieron censurados en Estados Unidos durante décadas. Por nombrar algunos: Trópico de cáncer, Ulises y El amante de Lady Chatterley. Pensar que acá en Chile también se censuraron muchas cosas, como la película El último tango en París, que cuando la vi en Netflix me lo pasé bostezando.

² Talese cuenta al finalizar el libro que si bien su matrimonio tambaleó en esa época, nunca se divorció y hasta hoy, año 2017, sigue casado con la misma mujer. Recuerdo que decía “a veces, para que un matrimonio dure, es más importante gustarse que amarse”.

³ Shazam Comics se llama el lugar. Ignacio se demoró bastante eligiendo un montón de historietas. Por suerte había un sillón en donde pude leer Ikebana entre otras cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s