Mi experiencia en el monte Saint-Michel

La explicación del por qué vine al Monte Saint-Michel es algo boba. Buscando en Youtube atracciones turísticas en Francia, descubrí que este lugar era el más recomendado después de París.

Odio las iglesias, pero (no sé por qué) eso no me impidió venir. La Edad Media es mi periodo menos favorito de la historia, es más, lo único que me gusta de ella es Game Of Thrones, pero (de nuevo no sé por qué) eso tampoco me impidió venir.

IMG_1173

En Youtube, se mostraba al monte como una isla en medio de la nada. Imágenes vertiginosas tomadas desde drones me hicieron pensar ¡Oh no, ese lugar es fabuloso! ¡no hay nadie allí! ¡el mar se ve espectacular!

Pero la realidad fue algo distinta.


UN POCO DE HISTORIA

Lamento aburrirles con el contexto del monte, pero es necesario para poder entender de qué demonios se trata.

Con la intención de aprender algo, compré un folletín por 10 euros con todos los datos necesarios. A continuación, cito su información de forma resumida.

image2

10 euros esta cuestión

Antes de llamarse Mont Saint-Michel, este peñasco ubicado en la región de Normandía, en el noreste de Francia, recibía el nombre de Mont Tombe. Cuenta la leyenda que un obispo soñó dos veces que el arcángel San Miguel le decía “Oye, tienes que consagrarme ese monte“. Como el obispo no hacía caso, el arcángel, en una actitud matonesca, le atravesó el cráneo con un dedo. Así que al obispo no le quedó otra que instalar a sacerdotes a vivir en el monte para que le rezaran a San Miguel.

En el año 1.000 aproximadamente, monjes benedictinos se instalaron en el lugar y comenzaron a construir lo que sería la Abadía. Hoy en día le llaman La Maravilla gótica.

Corrían los siglos y los curitas seguían construyendo el templo. Mientras, abajo de la Abadía se fue formando un pequeña villa que alojaba a los peregrinos que iban de paseo. Hasta que llegó la guerra de los 100 años, en el siglo XIV. En ella, Inglaterra quería a grandes rasgos, tomar Francia. El monte resistió y finalmente el triunfo de los franceses fue atribuido a San Miguel, quién se transformó en un santo ultra popular.

Sé que esto es aburrido, pero ten paciencia lector de frutillablog, queda poco.

IMG_1198

Cuando llegó la Revolución Francesa, en el siglo XIX, el monte estaba decadente. La construcción estaba deteriorada y, francamente, ya a nadie le importaba dios. Es cuando el Monte Saint-Michel fue transformado en cárcel para presos políticos.

Momento oscuro que duró poco, pues en 1874, el mont renació al ser considerado “monumento histórico”. Es cuando comenzó su restauración y la abadía volvió a ser un centro espiritual con nuevos curas viviendo adentro. Se transformó en un lugar turístico y hoy en día el sector está lleno de hoteles que giran en torno a él y recibe hasta 20.000 visitas diarias en verano.


VISITANDO EL MONTE

La primera impresión que tuve al llegar al sector de hoteles cercanos al monte fue qué rayos. El lugar, con un aire a Pucón, está repleto de vacas de colores que decoran la única calle que existe.

IMG_1297

Las ovejas son representativas del lugar, salen en las postales y recuerdos,  pero no vi ni una sola en todos los días que estuve en el monte, a excepción de éstas.

image1 (1)

Al contrario de lo que pensé, el Mont Saint-Michel es muy visitado, hay un montón de asiáticos que aparecen en grupos de más de viente personas, hordas de franceses, ingleses e italianos y ningún chileno por el momento.

Para salir de la zona de hoteles y llegar hasta el monte en sí, los turistas tomamos una micro gratuita que va y viene durante todo el día y comienzo de la noche. Los más osados van a pie o en bicicleta y los excéntricos en carroza. La distancia es aproximadamente de tres kilómetros.

IMG_1317

La micro

Ya en la micro, se puede ver la silueta del monte, que guarda una similitud con el logo de Walt Disney Pictures. Una vez adentro, me sorprendió ver la enorme cantidad de tiendas de souvenires y restoranes que había. El primer piso del monte es exclusivamente de comercio. Las adultos llenaban estos lugares ya sea comprando, comiendo o fotografiándose y niños sin control corrían y gritaban por todos lados. Los pasillos son tamaño medieval, es decir angostos, como para que se hagan una idea del ambiente que se vive.

P1170476

El área comercial

A medida que fui subiendo las escaleras de piedra para llegar a la Abadía, la multitud se fue dispersando. La vista se fue tornando genial y el vértigo una amenaza constante.

P1170290

Dentro del lugar hay un cementerio, hoteles, una capilla, pequeños jardines y un par de museos a los que no entré porque tenían aspecto de atrapabobos. Los techos de las construcciones al igual que las paredes tienen musgo y los mosquitos son una plaga. Hay bastante humedad en el ambiente.


LA ABADÍA

P1170380

“la maravilla”

IMG_1270

Visitar el monte es gratis, mas no la entrada a la Abadía, que cuesta 10 euros. Cometí el error de no comprar el audioguía y ahora lo lamento.

La construcción es de una magnitud que no se dimensiona hasta que estás adentro. Por supuesto que está indicado con flechas como seguir el camino pero sin ellas es fácil desorientarse. En su interior hay muchos salones que ocupaban los sacerdotes, ya sea de comedor, refectorio, alojamiento de visitas, criptas y quien sabe qué más. La iglesia es lo que corona tanto el monte como la visita.

P1170449

Entre salón y salón, de pronto aparecía una terraza con una vista sensacional, en donde daba miedo acercarse demasiado al borde ¡era muy alto! (170 metros para ser exacta). El olor era de humedad y encierro y no daban ganas de vivir allí.


LAS MAREAS

El detalle que hace fabuloso al monte es su estatus de isla o no-isla dependiendo de la marea. Dos veces al día esta sube y baja, y en algunos momentos del año sube tanto que el sector queda como una isla en medio del atlántico. Suena bastante genial, ya que antiguamente las personas que vivían ahí quedaban atrapadas durante ese fenómeno. Hoy en día, existe un puente que conecta al monte con el continente, por así decirlo.

P1170468

marea baja

Los dos paseos que hice fueron uno en el día y el otro al atardecer (anochece muy tarde por lo que el atardecer fue alrededor de las 22:00). Durante el día el mar estaba tan alejado que no se veía, personas caminaban por la arena que rodeaba el lugar y estaba tranquilo. En la noche, el mar había avanzado hasta tocar parte del monte ¡impresionante! La perspectiva fue completamente diferente. Me gustó mucho más haber ido al atardecer, en parte también porque ya no quedaban turistas y las tiendas estaban cerradas.

IMG_1379

Pareja de japoneses vestidos de gala sacándose fotos al atardecer


Cuando no sé está en el monte mismo, se puede comer en los restoranes de los hoteles. En ellos hay menús y comida tipo hamburguesas con papas fritas para que los turistas nos sintamos como en casa. La bebida típica de la zona es la cidra, y te la ofrecen en todos lados. También el kir royal es bastante popular.

El resto del tiempo no queda más que dormir, mi actividad favorita. También fuimos de paseo en bicicleta al pueblo de al lado: Beauvoir.

En resumen, cosas malas: olor a mar, exceso de personas y las picaduras de mosquitos. Cosas buenas: todo el resto.

IMG_1328

P1170249

IMG-20170611-WA0016

IMG_1282

IMG_1174

20170609_124914

IMG_1327

20170609_123124

8 comentarios en “Mi experiencia en el monte Saint-Michel

  1. Maria Cristina dijo:

    Me encanta como lo cuentas es muy entretenido y me transportas allí! ! Para nada nos aburrimos con tus relatos. ! Sigan disfrutanto y esperamos los próximos relatos!!!

    Me gusta

  2. @Joalvarad dijo:

    Pero ¿cómo el olor a mar va a estar dentro de lo malo? Ok, ya se que a gustos colores (a mi me gusta lampizza de piña).

    Me llama la atención que la comida sean hamburguesas. ¿En serio? ¿Nada de quesos? ¿Un Camembert con nuez, Le Fromage? Por último corderos asados. Tenía la esperanza que el hecho que mo se vieran en las calles significa que están todos en los hornos.

    Muy buen viaje.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s